martes, 4 de junio de 2013

La educación en 2030




Mientras sus alumnos realizaban el examen en silencio, ella aprovechó para leer por encima los trabajos que le habían entregado. Tras comprobar que uno de ellos era una copia exacta de la Wikipedia, se dirigió a las últimas páginas, dedicadas a la bibliografía. Aquel alumno aseguraba haber utilizado desde la enciclopedia británica a la historia de la literatura española dirigida por Francisco Rico.
-Os dije que no me importaba la bibliografía, que podías utilizar páginas web y os animé a utilizar la Wikipedia siempre que el trabajo fuera bueno. ¡Dedicamos una hora de clase a aprender cómo busca información en Internet, y os dije cómo contrastarla para dilucidar su fiabilidad.  Pero cuando leo esto me dan ganas de hacer como el resto de profesores, esos dinosaurios que campan por aquí y que os obligan a visitar la biblioteca, donde el atlas más moderno incluye todavía a la antigua URSS:…
Casi ningún alumno le prestó atención. Todos tenían la cabeza agachada y, en silencio, trataban de completar los enunciados que les había planteado. El nivel era cada vez más bajo y probablemente se vería obligada a cargarse a toda la clase. Un denso olor a cebolleta invadía el ambiente. El calor había llegado y las paredes metálicas del barracón, los alumnos ardían como una sartén al fuego. Tenían un aparato de aire acondicionado, pero no se podía enchufar porque chorreaba agua marrón y caía directamente sobre la cabeza de Jesús, el único buen alumno que tenía. Lamentablemente el espacio era tan reducido que era imposible redistribuir las mesas.
            -Profe, ¿no se da cuenta de que hace ya rato que ha sonado el timbre?
            El que había hablado era el vacilón del curso. Solía mover las piernas (piernas fuertes ejercitadas en el campo de fútbol) en una suerte de tic nervioso con el que conseguía mover el barracón entero, hasta el punto de interrumpir la clase. A veces, directamente, la insultaba. Ella tenía un treinta por cien de sordera, así que el chico se divertía gritándole y vocalizando de manera exagerada, hacía como si se preocupara por la comunicación, pero hablaba como un energúmeno para burlarse. Lidia todavía no había decidido si aprobarle para no volver a verlo nunca o suspenderle para darse el gusto de escribir un cero en sus notas.
            Sin embargo, era cierto que la campana había sonado. ¿Realmente había sonado? Había sonado, aunque lejana. Como si adivinara sus pensamientos, el chulo del curso (¿cómo se llamaba aquel imbécil, como era posible que no recordara su nombre?) dijo:
            -Tal vez es hora de comprarse unos pendientes nuevos.
            ¡Y encima el muy cabrón había hecho una metáfora referente a sus audífonos! Algunos de sus mejores alumnos eran incapaces de ello….
            Entonces se despertó.
            ¡Se había dormido! Aunque dio gracias por no encontrarse en aquella clase, treinta años atrás, eran las ocho y  en diez minutos empezaba su clase en el presente, en el año 2043. Se levantó de la cama y fue a la cocina, puso la cafetera y fue al baño a lavarse la cara. Luego encendió su ordenador y lo dejó ejecutándose. Tenía un terrible dolor de cabeza ¿por qué habría ido a esa maldita cena de exalumnos del máster, el antiguo CAP? Ingirió una aspirina y le dijo vamos vamos a la cafetera, quedaban cinco minutos. Por fin bebió el café de un trago y encendió un cigarro. Luego tuvo que ir al baño y allí empezó a pensar en la noche anterior. ¡Había perdido los papeles! Bebió más de la cuenta y luego discutió con todos. Una tal Candela, a la que ni siquiera recordaba, había empezado a dar la brasa con aquello de volver a una educación anterior, nada de videoconferencias, ¡incluso proponía volver a los libros en papel! A vosotros no os han insultado, lanzado cosas a la cabeza, puesto pegamento en la silla, a mi me vejaron hasta hacerme llorar, estuve de baja un año entero, había argumentado ella. Y ellos habían tenido la desfachatez de decir que era un problema de carácter. La maldita Candela aseguraba que el trato humano era irremplazable y que sus alumnos, a través de la cámara web, no aprendían nada. No eran más que argumentos románticos que a ella nada le decían, se trataba de argumentar con datos, y coherentemente. Que a ella le gustara más lucirse ante los alumnos o lo que fuera, carecía de importancia. Ella estaba muy contenta desde que no tenía que enfrentarse físicamente a los alumnos. 
            Tras la creación de la Ley Orgánica General de Calidad y Reestructuración  del Sistema Educativo para el Bien para un Futuro Mejor (LOGCRSEBFM) Había habido una batalla campal. Al final, había ganado el gobierno. Muchos centros se habían cerrado para la educación secundaria, que desde entonces pasó a realizarse virtualmente, lo que supuso un ahorro significativo en barracones. Todos los interinos fueron despedidos y se creó la figura de profesor ayudante que se encargaba de corregir exámenes. Los profesores más capacitados, como Lidia, eran profesores. Otras, como la resentida Candela, habían quedado como correctores y también realizaban tareas de apoyo a alumnos con dificultados. Ella, por supuesto, atribuía su posición como profesora ayudante al haber dado la cara y dirigido los movimientos contra la nueva ley. Soy una víctima, había dicho la muy sinvergüenza. Seguro que había suspendido el examen especial obligatorio para funcionarios del cuerpo de maestros al que fueron sometidos tras el rescate de España por parte del FMI, mediante el cual se reestructuró al personal docente. Sin embargo, se arrepentía de su comportamiento. Al grito de ¡vuestros adorados tiempos pretéritos nunca volverán, primitivistas de mierda!, había tirado un billete de 12.000 neopesetas sobre la mesa y se había ido a buscar un taxi.
            Por fin el ordenador estaba listo, se vistió la parte de arriba y, en bragas, le dio los buenos días a sus alumnos. En la pared, bien grandes, estaban proyectadas las caras de los cien alumnos a los que debía enseñar lengua y literatura. Había algunas bajas que el programa se encargaría de contabilizar.
            La clase fue bien, excepto por un episodio lamentable. Ordenó a un alumno recitar y el joven hablaba como gangoso. Escribió el nombre del chico en el teclado y el programa señaló y agrandó su cara en la pantalla. Sonreía mientras recitaba y los ojos le bailaban. Algunos alumnos se rieron a través de sus micrófonos.
            -Callad u os silencio el micro, dejadle recitar.
            De pronto le llegó un mensaje privado de su mejor alumno: Ese alumno está borracho, ha estado de ciberbotellón toda la noche ¿Era posible que estuviese borracho a las ocho de la mañana? Sí, era posible. Lo cierto era que  había dado clase a jóvenes que se emborrachaban, fumaban o se daban el lote mientras ella hablaba. Al menos había pasado la moda de grabar al profesor.
            ¿Qué importaba si estaba borracho?, ya había recitado y luego habían analizado el poema los que habían querido atender.
            Según había leído, la eficiencia de la policía frente al botellón, había hecho a los jóvenes desarrollar una nueva manera de beber inspirada en la educación: cada uno se quedaba en su casa con su botella y se iban emborrachando mientras hablaban por las Webcams. El récord lo tenía un botellón organizado desde Sevilla, con más de cuatrocientas mil personas conectadas. También había oído hablar de artilugios sexuales por USB que se manejaban mediante pantallas táctiles en los que prefería no pensar.
           
            Cuando acabó la clase tocaron a la puerta. Era un vendedor de libros digitales a domicilio. Para su sorpresa, se trataba de un exalumno suyo.
            -Jamás le había visto en persona –le dijo el alumno.
            Lo hizo pasar pero no le interesaba nada de lo que vendía. Le supo mal y se preocupó por cómo le iba el trabajo.
            -Llevo dos semanas y no he vendido nada. Desde que tengo este trabajo sudo mucho y supongo que doy una imagen lamentable a los clientes. Mi jefe dice que no mire al suelo, que mire a los ojos y que mueva los brazos.
            Efectivamente el olor a cebolleta característico de los adolescentes empezaba a invadir su salón, aunque su exalumno debía rondar ya los treinta años. Lidia le tocó el hombro para animarlo y despedirlo con delicadeza de su casa pero, en cuanto posó su mano sobre él, el chico dio un respingo, asustado por el contacto físico y se apartó de ella.
            -¡Lo siento! -Dijeron los dos a la vez.
           
           
 
           
             

        

martes, 28 de mayo de 2013

Quién puede más?

Queridas compañeras de blog y queridos compañeros de máster todos...

Ahora mismo me encuentro esperando para subir al avión que me llevará a Polonia y llevo, en la maleta con la ropa y el resto de cosas, un total de 1002 libros más los apuntes de "Sociedad, Familia y blablablá"

¿Que cómo es posible todo eso, estaréis pensando?

Fácil!

LLEVO UN EBOOK!!!

Hala, a reveure! xDDD

lunes, 27 de mayo de 2013

La Dama del Alba, de Alejandro Casona

En esta Práctica 8, en la que debíamos incluir un vídeo de un minuto en el que hablásemos sobre un libro, he decidido escoger La Dama del Alba, de Alejandro Casona.

A continuación, os dejo el vídeo. ¡Espero que os guste!


domingo, 26 de mayo de 2013

El teatro como herramienta didáctica

Abstract
El presente trabajo afronta el tema de la importancia del factor afectivo en el aprendizaje de una segunda lengua y presenta un proyecto experimental sobre la oportunidad de utilizar  el teatro como instrumento didáctico  idóneo para influir positivamente en las dinámicas afectivas de los alumnos y en la eficacia del aprendizaje. La investigación concierne al ámbito de la enseñanza del español como segunda lengua extranjera en el primer ciclo de la escuela secundaria y ha sido realizada en el primer curso de la "Scuola Media Statale Dante Alighieri” en Forlì, Italia.

En la primera parte de nuestra ponencia proponemos una breve introducción teórica sobre el aprendizaje de segundas lenguas, dedicando una atención especial a las investigaciones de Schumann, Ellis, Gardner, que han subrayado la presencia de factores psicológicos y afectivos capaces de modificar la percepción de la lengua extranjera, que pueden favorecer, obstaculizar o incluso bloquear el aprendizaje. Seguidamente, nos concentramos sobre la situaciones de aprendizaje formal considerando las tendencias didácticas que intentan ofrecer medidas para solucionar la problemática de las variables afectivas, sobre todo proponiendo que el alumno desempeñe un papel más activo.

En la segunda parte de esta modesta contribución observamos cómo el teatro puede constituir un espacio ideal para realizar un tipo de enseñanza holística y poner así en práctica las estrategias afectivas, pasando a describir el  proyecto experimental. Ante todo, indicamos los criterios en los que se basa dicha experimentación;  luego presentamos la estructura general y detallada del proyecto, especificando unidades didácticas y actividades; por último, describimos los instrumentos a través de los cuales nos proponemos obtener los datos experimentales. Finalmente, nos dedicamos a describir las diferentes fases del desarrollo del proyecto, presentando y evaluando los resultados. Los datos obtenidos nos permiten afirmar que la hipótesis formulada en principio queda confirmada.



Palabras clave: español como lengua extranjera, teatro, proyecto experimental, factores psicológicos y afectivos, enseñanza holística.

sábado, 25 de mayo de 2013

la educación en 2030...desde la perspectiva de los cuentos



Érase una vez una princesita de un lejano reino, que a los quince años, herida por la aguja de un telar, cayó en un profundo sueño. Durmió durante cien años, según el cuento. Sin embargo, nosotros le vamos a dar otro final, que no tiene nada que ver con el clásico.
Finalmente, llegó el día del despertar. La Leti durmiente abrió sus ojitos, saboreando el tan deseado encuentro con el príncipe azul...
-Venga, Leti, despierta, que ya no es tiempo de soñar- le dijo en tono algo seco una de sus madrinas, el hada Fany.
-Pero,  ¿qué pasa? ¿Dónde está el rubio príncipe azul con su caballo blanco?
-¿Quién, Adrián? Vaya tela, ese se fue hace diecisiete años con Gema, una cantante pop estadounidense- le confesó el hada Candy.
-Bueno, en realidad ha aguantado esperándome 90 años, el pobre...
-¿90? No, mira, tú te quedaste dormida por la corriente eléctrica hace 17 años, en 2013. Estabas en la Universidad de Alicante intentando acabar una de esas prácticas del curso de Innovación, investigación y uso de las TIC, y se fue la luz, pero tú, inconsciente, quisiste poner el dedo en el enchufe del ordenador y así te quedaste... como un tronco- explicó el hada Fany.
-Oh, ¡qué horror! ¿Y ahora cómo podemos acabar el cuento?
-No te preocupes, Leti, te ayudaremos nosotras a dar otro final a tu historia- le aseguró el hada Marta.
-¿Qué tengo que hacer, pues?
-Piensa en lo que te gustaría hacer en tu vida, en una ocupación que te apasione hasta el punto de no pensar ya en los problemas sentimentales- sugirió el hada Marta.
-Pues, a mí me encantaría seguir con mi antiguo propósito, ser profesora.
-¡Uy, que opción más mala has elegido, cariño!....
-Corta el rollo, Marta, si la niña tiene este deseo por lo menos que se acerque a lo que es la realidad del profesorado.
-¿Ah sí? ¿Por qué?
-Pues es que hoy en día es un oficio muy... digamos, muy concurrido. Todas las otras princesas de cuentos también son profesoras- dijo Fany.
-Ah pues, ¡estupendo! Iré a ver cómo dan clase y así observaré qué cambios ha sufrido la educación en todos esos años, me pondré al día sobre las TIC, y...
-Hemos progresado mucho en el tema... Leti, ¡despierta ya! Te quedaste dormida y no te enteraste de nada, pobrecita. Hay que actualizarse. Venga, nos vamos al Instituto y ya verás- propuso el hada Candy.
Y con su varita mágica, que ya no era de madera,  pinchó varios botones y dibujó una enorme pantalla delante de la princesa.... la Leti durmiente se quedó boquiabierta: nunca había visto algo similar. Aparecían las protagonistas femeninas de todos los cuentos que conocía y la llamaban y le sonreían
-Pero, tu varita...
-Claro, ahora estoy siempre conectada. Le doy a un botón y realiza simplemente lo que estoy pensando: mi mente y mi varita se funden. Ya estábamos cansadas de aprendernos de memoria todas esas fórmulas mágicas. ¡Bienvenido progreso!- Afirmó Fany.
-Mira es muy sencillo- le explicó el Hada Candy- Esta es una pantalla táctil, sabes ¿no? ¡Ay, tía, es verdad,  tú no sabes nada de eso!  Pues mira, aquí tienes varias opciones: puedes meterte en uno de los cuentos que aparecen y ver qué tal la práctica docente.
La Leti durmiente se quedó delante de la pantalla fascinada. ¡Cuántas opciones para elegir! La sirenita... ¡Oh no por favor, con el cangrejo ese tan aburrido...!  Alicia...no, el conejo blanco, con su perenne prisa, no le hubiera permitido concentrarse en la observación....
-¡Ahora lo sé! Exclamó.
Pinchó sobre la imagen correspondiente. Inmediatamente después, la bella durmiente fue arrastrada por un agujero negro y se quedó asombrada frente a la escena que se le abrió delante de los ojos:
BlancaNieves dando clase a los siete enanitos, que ahora ya no eran enanos, sino alumnas adolescentes, con nombre y apellidos: Silvia-Sabio, Sandra-Gruñón, Aida-Feliz, María-Mudito, Mª Ángeles -Dormilón, Arancha-Mocoso y Laura- Tímido.
BlancaNieves se le acercó y le dijo: «Hola Leti durmiente, estamos dando una clase de historia. Estamos hablando de la crisis global del 2015».
-¿Qué es un político?-preguntó Aida-Feliz.
-Bueno, considera Google, nuestro proveedor de servicios, que nos ofrece gastos de conexión a la Red, seguro de coche, seguro sanitario, seguridad social e instrucción, que un político era una persona que se pagaba para darnos los servicios que nos ofrecen hoy Google, Samsung, Android, etc., porque ahora, Leti durmiente, cada individuo elije lo que quiere. El Estado ya no existe. Malos servicios, recortes...eso tenía que acabar ya de alguna manera. Ahora son los grandes Service Provider las que nos lo ofrecen todo. Tú haces un contrato, como para una compañía telefónica, y ellos se encargan de todo. Tú eliges la que mejor se ajusta a tus necesidades- explicó Blancanieves en voz baja a la oreja a la Leti durmiente.
-¿Pero qué sentido tiene contratar a políticos? – preguntó Sandra-Gruñón.
-Bueno aquellos eran tiempos oscuros, la gente no creía en las potencialidades de las TIC. Se pensaba que existía un Estado, un ser sagrado y que lo podía hacer todo.
-¿Y cuánto valía pagar a los políticos?-preguntó Arancha-Mocoso.
-Pues, hubo momentos en los que se pagaban hasta el 60 % de los sueldos: impuestos fiscales, se llamaban.
- ¿Impuestos fiscales? ¡Qué palabra más rara!- afirmó Silvia-Sabio.
-¡Ah casi se me olvida! El dinero te lo quitaban a la fuerza, no se podía elegir. El Estado accedía a tu dinero cuando le interesaba hacerlo y tú no podías elegir tu Service Provider.
-Madre mía, ¿tantos cambios?- pensaba la Leti durmiente.
-Y ahora vamos a conectarnos con CenIsa. ¿La clase siguiente la tenéis con ella, verdad? BlancaNieves se puso unas gafas y así hicieron todas las alumnas- estas son para ti, si no, no te vas a enterar de nada- le sonrió mientras le pasaba esta herramienta.
Al llevarlas puestas, la Leti durmiente se quedó asombrada. Parecía estar dentro de un ordenador: mirando las caras de las alumnas, le salía al lado su promedio, las incidencias y el porcentaje de conocimientos adquiridos.
-Esta es nuestra manera de evaluar, Leti durmiente. Lo hace todo el ordenador, te salen datos empíricos y no tienes que pasarte horas haciendo un examen. Con todo este material, se obtiene la nota de cada uno. Ah, y otra cosa que no sabes...Yo no estoy aquí, en realidad. Soy un holograma. Todos lo somos, ahora. Nadie se tiene que desplazar: las clases se dan en tu casa o en el parque, o mientras estás de compras, y lo mismo para los alumnos. Ahora se aprende dentro y mediante la Red. Este es el concepto novedoso, que en 2013 todavía no se captaba. Ahora vivimos en la Red, es nuestra realidad. Y mientras decía esto, en su lugar apareció CenIsa.

La clase cambió: en los pupitres se añadieron las niñas perdidas de Peter Pan –Elvys, Rachel, Sabina y Ana- y Axeldino.
-Bueno, como siempre Antonio-Pinocho no está- empezó CenIsa- A ver qué excusa nos pone esta vez. Y sacó del bolso un zapatico de cristal de los suyos: éste empezó a rotar y a dar vueltas por el aire. -Es un buscador de alumnos-me confesó- nos sirve para dar con ellos y saber si tienen algún problema o si, como creo que es el caso,  el alumno está haciendo pellas. De repente, el zapatico se puso a sonar como una alarma y proyectó la imagen de Antonio-Pinocho comiéndose golosinas y fumando un cigarro.-Bueno, que te esperamos a clase, venga ya-gritó CenISA. En cuanto se dio cuenta de que todos lo estaban viendo, el alumno escondió esos pasatiempos y empezó a soltar excusas: -no me había dado cuenta de la hora- y se le alargó la nariz- que no mientas que se te nota- le gritaron los compañeros.
¡Imposible!- Sentenció CenIsa: tenemos nuestra agenda personalizada, programada para recordarnos nuestras clases. Se conecta con Facebook, Twitter y las redes sociales- inventa otra mejor para la próxima. Y ahora que estamos todos, empezamos la clase. Hoy aprenderemos la receta de la paella valenciana.
-¿Y eso?- preguntó la Leti durmiente
-Ay cielo, pues es que como todos insistían con la finalidad práctica de la escuela, ahora ya no se dan las asignaturas de antes. Vivimos en la Red, y si alguien quiere saber algo, basta con pensar en ello y esto aparece.  Así que lo que ahora es necesario fomentar es la habilidad manual: el cerebro ya lo tenemos perfectamente desarrollado. Mañana tendré clase de confección y arreglo, ¿sabes? Con las hermanastras he practicado mucho esos temas y se me dan muy bien.
-Yo quiero hacer la de la pizza italiana- dijo la Elvys- es que a mí la paella me sienta mal, me cuesta digerirla.
-Yo propongo la de la pasta- declaró la niña perdida Rachel – a mí se me da muy bien – ¿qué dices? ¿Si le echas vinagre? Eso no puede ser... y las dos se pusieron a discutir.
-Ya está-sentenció Axeldino- ya os he puesto un vídeo de un cocinero de paella en directo, gracias a mi lámpara-proyector, así que escuchamos y a ver si nos sale bien memorizar las fases.
-CenIsa yo no estoy de acuerdo- declaró la niña perdida Sabina- es que yo memorizo las fases haciéndolo en vivo no mirando desde la pantalla. Yo con todas esas TIC no puedo más...
La Leti durmiente ya había visto demasiado.
-Pero ¿qué es todo eso? ¿No se necesita estudiar la literatura o la lengua porque cualquier tema está al alcance inmediato? ¡Pero de esta manera os habéis acostumbrado a no pensar y por ello no sabéis cómo realizar las actividades manuales! Afirmáis que el cerebro ya funciona perfectamente pero no me lo parece: en 2013 se memorizaban conceptos y ahora pasos mecánicos, no hay ninguna evolución en esto.
La revolución digital os ha reducido a hologramas, ya no hay contacto físico entre profesor y alumnos, o entre compañeros, cada uno está aislado en su mundo. Lo tenéis todo programado, planificado por las máquinas...pensáis que soy libres pero no es así, sois esclavos de las TIC porque de otra forma no sabrías cómo vivir. Ya no existe el Estado, cada uno se mueve en función de la mejor oferta, como en el mercado de la fruta.
Ya no queda nada de lo mejor de nuestra profesión: reinventarnos continuamente, aprender de y con los alumnos, conocer sus inquietudes, porque éstos se han convertido en simples datos numéricos, las evaluaciones las realizan las máquinas...y el componente humano, ¿dónde lo habéis dejado?
No es esto lo que pensábamos en 2013 cuando hablábamos de una educación libre, asequible e integrada. Ahora sois máquinas. Y esto no puede ser.
Dicho esto, corrió hacia la lámpara de Axeldino, la frotó y cuando salió el Genio le dijo:
- Soy el esclavo de esa lámpara y cuando alguien la frota, me presento. ¿Qué quieres que haga?
-Quiero una educación más….
No sabemos qué deseo expresó la Leti durmiente, pero nos gustaría pensar que encontró el justo equilibrio entre tradición e innovación, porque las dos ofrecen ventajas que solo se manifiestan cuando van de la mano.
Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado

viernes, 24 de mayo de 2013


PRÁCTICA IX ABSTRACT




   En este  trabajo tiene como objeto de estudio analizar crítica y contrastivamente la novela La casa de los espíritus y su adaptación cinematográfica, titulada del mismo modo, para extraer las similitudes y diferencias entre ambas obras.
  La elección de esta obra literaria y su adaptación en la gran pantalla viene motivada por la gran popularidad que cosecharon tanto la novela como la película, y a su vez, por el interés que suscita adaptar una novela extensa en cuanto al tratamiento del tiempo, el espacio y los personajes, y comprobar cómo se ha llevado a cabo todo esto en la versión fílmica.
   La metodología de trabajo escogida para cometer dicha labor se basa en el análisis de las características más relevantes de la novela, como pueden ser la trama, los personajes, el espacio y el tiempo, y comparar esas mismas características con las de la película. Como punto final se expone una opinión crítica sobre las impresiones que han surgido del estudio del presente trabajo.
   Antes de comenzar con la comparación de esta obra y su adaptación cinematográfica, es conveniente hacer una breve introducción sobre la relación de la literatura y el cine a lo largo de la historia.
   A modo de introducción, se efectúa un repaso por la evolución que ha sufrido la representación de los textos escritos, a lo largo de los siglos. El comienzo surge con los juglares, después se pasa al teatro y, por último a la representación por medio de la imágen. Se explicará por encima los inicios del "séptimo arte" para comprobar la evolución que ha sufrido, tanto en  representación como en efectos especiales. 
   Así, podemos afirmar que las relaciones entre literatura y cine son múltiples y complejas, caracterizadas por una fuerte intertextualidad. Innumerables películas cuentan dialógicamente con alusiones o referencias literarias, sean breves o extensas, implícitas o explícitas. Es innegable el impacto que el cine tiene sobre la literatura, en términos conceptuales, estilísticos o temáticos.


Palabras clave: La casa de los espíritus, novela, película, imágen, adatación e intertextualidad.

jueves, 23 de mayo de 2013

Sumergiéndome en la Literatura Hispánica


   Este mes de mayo que está acabando supone el final de mi etapa universitaria. después de pasar varios años, igual alguno más de lo que me hubiera gustado, entre campus, clases y quehaceres de la vida universitaria, no puedo dejar de sentir una cierta nostalgia de la etapa que se cierra. una etapa que condensa muchas emociones, fundamentalmente buena y que ha trasladado a mundos en los que jamás pensé que acabaría. me refiero al mundo de las letras, del que al principio lo sentía como algo ajeno a mí pero que, poco a poco, me ha ido conquistando cada día más, cada día se ha ido metiendo un poquito más en el interior y que, ahora ya pasados muchos años, no me quiero desprender de él.
   Cuando empecé a plantearme qué iba a hacer cuando acabará el Máster entré en catarsis, como creo que le pasa o pasará a todos mis compañeros de clase. No sabiendo qué hacer con mi vida pero, más importante aún, con mi tiempo libre, empecé a buscar cursos, actividades, seminarios o talleres que llenaran por el momento ese gran vacío. En un primer momento, y debido a mi actitud un tanto negativa de la vida, pensé que era perder el tiempo, que los cursos, de verano fundamentalmente, iban a ser carísimos y estarían ya todas las plazas copadas. Como afortunadamente me puede más la curiosidad que la negatividad empecé mi búsqueda, indagando por la red para ver si encontraba algún curso que me llamara la atención y que me apeteciera realizar. La sorpresa fue tremenda, ya que conforme más indagaba más cursos encontraba que me gustaban y que quería realizar. Además, para mi sorpresa, la mayoría de cursos contaban con becas completas (alojamiento, comida y matrícula del curso) o parciales (sólo matrícula), así que imaginaros el subidón que experimenté.
   Para no hacer este relato muy extenso os voy a contar cuáles he decidido seleccionar y dónde se realizan.
   El primero que me llamó la atención lo propone la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que como todos sabréis, es famosa por la oferta de cursos de verano que tiene, además de por muchas otras cosas. La UIMP ofrece cursos durante los meses de julio, agosto y septiembre, y los organiza en seminarios, encuentros, cursos de formación de ELE y talleres. 

   Entre los cursos que encontré y que me gustaron estaban: En primer lugar, está Lecciones y maestros. Literatura juvenil un encuentro los días 18, 19 y 20 de junio, en el Palacio de La Magdalena, y que cuenta con la participación de Jordi Sierra y Fabra, Joan Manuel Gisbert y María Isabel Molina. Se trata de que estos autores hablen de su obra, cómo es el proceso  de creación de obras de literatura juvenil, etc. 
    En segundo lugar, y también en la UIMP, está El autor y su obra. La máscara del escritor: 14 lecciones sobre los secretos del oficio literario. Este curso se desarrolla del 8 al 12 de julio en el Palacio de La Magdalena y el conferenciante es el escritor y periodista Juan Manuel de Prada. 
   El autor nos propone, a través de su experiencia personal, una reflexión sobre la vocación literaria, sobre el arte de narrar, sobre el aprendizaje de las técnicas de escritura, sobre los diversos géneros que ha cultivado
   En tercer lugar encontré El autor y su obra. Libros que hay que leer, que se desarrolla del 12 al 16 de agosto y que el ponente es el escritor de renombre Eduardo Mendoza. Este curso es el que más me interesa debido a que de los conferenciantes que he citado anteriormente este es el que más me gusta y del que más he leído. Por otra parte, me interesa mucho su reflexión y opinión que pueda tener sobre los libros que más le han gustado y los que recomendaría.
   De los cursos que he seleccionado de la UIMP sólo me falta uno por citar. Lo elegí porque desde el principio me pareció muy curioso, se llama Literatura y Gastronomía: dos aspectos de nuestra cultura con buen maridaje. Este curso pertenece a los cursos de formación del profesorado de ELE y se desarrollaría desde el 19 hasta el 20 de julio, en el campus de Las Llanas, en Santander. Este curso contar al profesor de ELE de los elementos necesarios para que pueda integrar en su labor docente las contribuciones realizadas por escritores y filólogos desde un punto de vista didáctico. Involucrarse en el mundo literario y gastronómico y descubrir ese perfecto maridaje. Una vuelta por el mundo literario de la gastronomía.




   Después pasar por Santander voy a situarme en Madrid y, en concreto, en la Universidad de Alchalá, qué también oferta cursos de verano. 
   El curso que más me ha llamado la atención ha sido uno que se titula Literatura hispánica contemporánea: los viajes (20ª Ed.) y que se desarrolla entre el 1 y el 4 de julio.  Este encuentro, que hace el vigésimo consecutivo de estos cursos de verano sobre literatura contemporánea en Guadalajara, nos ofrecen un muestrario representativo de la literatura de viajes en lengua castellana. En el perfil de la obra de los autores estudiados, como Rubén Darío, Juan Goytisolo o Camilo José Cela, la realidad y la ficción se mezclan, como suele ocurrir en los mejores momentos de la creación literaria. Este es, en esencia, el mensaje que se quiere ofrecer a los alumnos, mediante un programa que esperamos sea sugerente y agradable.

   Por último, pero yo creo son los que más me gustan, os presento dos cursos estupendos que propone la Universidad Complutense de Madrid, dentro de la programación de sus Cursos de Verano. 
   El primero que vi y que me pareció muy interesante se titula: Verdad, justicia y reparación. Este curso se plantea desde el 22 al 26 de julio y se centra en abordar el problema de la memoria histórica surgido a raíz de la dictadura de franquista en España, pero también en Sudamérica. Hace un recorrido sobre la implicación y el apoyo social, judicial e institucional para que se asienten las bases de esta demanda social. Además de que el tema me parece muy interesante, el curso cuenta con unos ponentes de lujo, como pueden ser Luis García Montero, Cristina Almeida o Baltasar Garzón.
   El último curso que vi cuando navegué por la página de la Universidad Complutense, creo que es el que más me gusta o uno de los que más. Cortázar y el boom latinoamericano.

   Es un curso que se desarrollará desde el 1 al 5 de julio.
 Hace 50 años que se publicó Rayuela, la novela más importante de Julio Cortázar y una de las obras capitales de aquel fenómeno literario conocido como el boom latinoamericano. La Cátedra Vargas Llosa, que el año pasado organizó un gran congreso, con 56 escritores de todo el mundo hispánico, para analizar el legado del boom, quiere continuar esta labor de diálogo, debate e investigación, centrándose esta vez en la figura de Julio Cortázar. Para ello invitaremos a especialistas en la obra del autor argentino (escritores, editores, críticos y profesores), y a personalidades que compartieron con él aquella época en que se dio este estallido editorial. También le daremos a los participantes las memorias de “El canon del boom”, congreso al que nos hemos referido arriba, como material complementario a las conferencias. 
El objetivo es que los alumnos profundicen en la obra de uno de los autores más originales de al lengua española del siglo XX, y que entiendan el contexto literario en el que surgieron sus obras. 
   Debido a mi formación hispánica y a mi preferencia por la literatura hispanoamericana que he desarrollado en diferentes momentos de mi etapa como estudiante este curso es muy significativo para mí. Desde el      Centro de Estudios Mario Benedetti también han conmemorado a este escritor tan importante para la literatura hispanoamericana, que marcaría un antes y un después.
Espero que me concedan la beca para poder asistir a este curso que creo que disfrutaré incluso más que si lo hubiera hecho cuando era estudiante. 

martes, 21 de mayo de 2013

La Lectura y la literatura 2.0 por Toni Solano


La lectura y la literatura 2.0 por Toni Solano



Toni Solano es profesor de Lengua y Literatura en el IES de Castellón, un centro de una zona marginal que no tiene muchos recursos económicos. Esta primera descripción es muy importante porque a lo largo de su conferencia “Lo importante no es que el resultado sea bonito, sino que en proceso hayan aprendido”  nos hace comprender cómo los recursos económicos y la implementación de los recursos TIC en el aula no están vinculados.
En su centro, solo cuentan con un aula de informática, que tienen que turnársela con el profesor de informática y que utilizan muy poco.
Antes de pasar a explicar cómo ha conseguido aplicar las TIC en su asignatura y qué materiales utiliza, debemos comentar que lo primero que hace para comenzar su argumentación es apoyarse en un artículo que escribió Francisco Rico, filólogo y miembro de la Real Academia Española dela Lengua,  en el que comentaba que los modos de literatura están cambiando al igual que la literatura. Este artículo reafirmar su opinión sobre la incursión de las TIC en el aula. Él dice: “si no damos respuesta a esos nuevos modos de lectura estaremos planteando una metodología que no pertenece a la situación actual”.
Los alumnos tiene una percepción de la realidad dispersa, distinta, ellos ya no disfrutan con las lectura de los clásicos o con películas de hace 20 años, debido a que su realidad actual es diferente, su percepción de la realidad es fragmentaria, se han acostumbrado a la multitarea visual y auditiva y, de esta manera, es como ellos entienden su realidad.
Toni Solano defiende que para que esta nueva forma de dar clase se pueda implantar en el aula y tenga éxito se debería motivar al alumnado a que pudiera utilizar todos los soportes electrónicos, que tiene en el día a día, en el aula, ya que si los alumnos normalizaran el uso de las redes sociales, los móviles, etc., ya no los verían como algo prohibitivo y de ocio, sino como una herramienta más con la que trabajar en el aula.
Uno de los graves problemas que afecta al desarrollo de las TIC en las aulas es el inmovilismo que sufre la educación desde hace mucho tiempo, el conservadurismo didáctico y metodológico que no ha dejado incorporar los nuevos avances que se han incorporado en nuestra sociedad.
La gran confusión y opiniones reacias a esta nueva metodología giran alrededor de la gran incógnita; ¿cuál sería el papel del profesor? ¿los sustituiría?  o ¿qué se haría con ellos?. En cualquier ámbito educativo, ya sea enseñanza obligatoria o no obligatoria, los profesores deben ser la guía de los conocimientos que los alumnos deben interiorizar y adquirir, como bien dice Toni Solano.


A partir de aquí, y después de haber profundizado en la parte más teórica de la conferencia, Toni Solano pasa a explicar  que el primer paso a seguir para aplicar  las herramientas TIC que se podrían utilizar en la clase de Lengua y Literatura es crear un ambiente educativo motivación e interés. Ya que con  la inclusión de las TIC en el aula y en nuestra sociedad se ha creado  un nuevo tipo de comunicación, más dinámica, más inmediata y que también se refleja en la escuela, por lo que se debería fomentar la compartición de trabajos, trabajos grupales, etc.
El segundo paso sería intentar que lean cada vez más, eso lo podríamos hacer con los blogs de lectura.  Desarrollar el hábito lector desde el aula implica para muchos profesores perder tiempo, pero es muy bueno. La actitud que se trabajaría seria la lectura como fuente de placer.
           El tercer paso y el último, sería la educación literaria, ya que los alumnos ya habrían comprobado que leer puede ser fuente de placer y, el siguiente paso, es que tienen que experimentar la literatura como hecho estético. Hay que dar el salto de la LIJ a la literatura en grandes letras, para eso hay que desarrollar un espíritu crítico, por lo que hay que entender, reelaborar, poner cosas de tu parte. Esto en el aula se puede trabajar mediante objetos literarios 2. 0, cualquier artefacto que mediante la competencia digital permite incrementar la competencia literaria. Entre las herramientas TIC que podemos aplicar en el aula con nuestros ejercicios atarían:  la geolocalización de autores y obras, los biopics, que son biografías en forma de corto, el gloster, que son carteles interactivos de obras, periodos y autores,  los diaporamas, que son presentaciones de diapositivas, los haikus, que son poemas cortos, etc. 
        Para concluir, Toni Solana afirma que lo importante en la creación de estos ejercicios no es el resultado sino el proceso, porque en este proceso los alumnos están aprendiendo y desarrollando muchas competencias.